Simulador RCP Canino

$1.950.900

Este entrenador de animales pequeños incorpora todas las características necesarias para la enseñanza básica del RCP canino a los dueños de mascotas.

Origen EEUU

Categoría:
 

Descripción

Simulador RCP Canino

La anatomía de este modelo Simulador RCP Canino, cuenta con un cuerpo construido por completo en la posición adecuada en para dar RCP, con fosas nasales, lengua retráctil, la mandíbula móvil, vía aérea reemplazable, el cuerpo lleno de espuma para la resistencia a la compresión de pecho, y  pulso femoral.

La resucitación cardiopulmonar (RCP) es una combinación de compresiones del pecho (llamado también masaje cardiaco) y respiración artificial. Se usa cuando no puedes sentir o escuchar latidos del corazón y cuando tu perro no respira.

Cómo y cuándo darle RCP a mi perro ( World Animal Protection) 22/05/2018

Uno de los momentos más aterradores para cualquier dueño de un perro es cuando éste sufre un accidente o desvanecimiento y deja de respirar.

Si quieres saber más sobre este tema o temas relacionados con la tenencia responsables de macostas puedes descargar ya mismo la nueva aplicación Barkyard en tu teléfono o tableta.

Si tuviera algo atorado en su garganta y por eso no respira, es posible que el problema se resuelva sacando el objeto de la garganta —con cuidado de no maltratarlo más al sacar el objeto y de que el perro no te muerda si se despierta.  Sin embargo, ¿qué sucede cuando tu perro no respira y tampoco escuchas sus latidos? En ese momento es cuando puedes pensar en la resucitación cardiopulmonar.

La resucitación cardiopulmonar (RCP) es una combinación de compresiones del pecho (llamado también masaje cardiaco) y respiración artificial. Se usa cuando no puedes sentir o escuchar latidos del corazón y cuando tu perro no respira.

Antes de comenzar debo dejar algo claro: Los primeros auxilios no son sustitutos del cuidado veterinario ni deben retrasar la llegada de tu mascota a una clínica veterinaria. Sin embargo, una maniobra de primeros auxilios puede salvarle la vida a tu mascota en caso de no tener acceso a una clínica o hasta que reciba tratamiento veterinario. Siempre recuerda que cualquier maniobra de primeros auxilios administrada a tu mascota debe ser seguida por la revisión de tu médico veterinario.

Ahora bien, antes de llevar a cabo la RCP toma en cuenta que es una maniobra que puede tener complicaciones en un perro saludable y sólo debe ser llevada a cabo cuando sea absolutamente necesario (si tu perro no respira y si no escuchas latidos del corazón).  Además, es difícil que la maniobra tenga éxito. Y algo muy importante: NUNCA le des RCP a un perro que no conoces, o que presente comportamiento extraño, descoordinación, o espuma en el hocico.

Puesto que el corazón está ubicado en el lado izquierdo del pecho, acuéstalo en una superficie plana sobre su lado derecho. El punto adonde vas a realizar el masaje cardiaco es justo en el punto donde, al flexionar el brazo, el codo toca el pecho.

Según sea el tamaño de tu perro, deberás seguir los siguientes primeros pasos:

Si el perro pesa menos de 14 kg:

Pon una mano en el lomo del perro como apoyo y la otra rodeando el corazón (ver imagen 1).

Presiona el pecho de forma firme y rápida para que el pecho se hunda de 1-2 cm dependiendo del tamaño del perro. Debes mantener el ritmo de 2 compresiones por segundo.

Si tu perro pesa más de 14 kg

Pon una mano sobre el pecho, por la región del corazón y pon la otra palma sobre la mano (ver imagen 2).

Sin doblar tus codos, presiona la caja torácica hacia abajo.

Realiza compresiones del pecho con una profundidad de 1/4 a 1/3 del tamaño a un ritmo de 1 compresión por segundo.

Luego de aplicar los primeros pasos, sigue con estas instrucciones, sin importar el peso de tu perro:

Realiza el masaje cardíaco durante 15 segundos y seguidamente dale respiración artificial durante 15 segundos.

Mantén al perro acostado en el piso y con el cuello extendido. Acuéstate a su lado, de manera que no tengas que torcer su cuello.

Cierra el hocico de tu mascota con tu mano y sopla directamente en su nariz como si estuvieras inflando un globo, hasta que veas al pecho inflarse. Es importante que no soples demasiado fuerte, sino que lo hagas lentamente, porque podrías dañar los pulmones

Si hay más de una persona, una debe hacer un ciclo de masaje cardiaco, y seguidamente la otra persona dar respiración artificial.

Continúa hasta que sientas latidos cardiacos y tu perro respire regularmente, hasta que hayas llegado a la clínica veterinaria, o bien hasta que un veterinario haya tomado tu lugar.

Si el perro no muestra signos de mejoría a los 10 minutos, puedes detenerte. La resucitación cardiopulmonar no ha sido exitosa.